viernes, 20 de abril de 2018

Uniautónoma: sí hay luz al final del túnel


 Por Anuar Saad

La frase la he escuchado miles de veces. Sirve para recitársela al oído a una pareja luego de una gran desavenencia; a un amigo acorralado por las afugias económicas; suele referirse también a equipos de fútbol que están sorteando una crisis de resultados y por cuyas filas ya han pasado varios técnicos. Y es que “después de la tempestad viene la calma” parece ahora una frase hecha a la medida de la Universidad Autónoma del Caribe.

Hace casi tres meses lo más seguro que parecía tener la Uniautónoma, era un cierre definitivo por el saqueo irracional al que fue sometida durante los últimos años. Nadie apostaba un peso por su resurgir. Sin embargo, y a pesar de la incredulidad, el rector de la transición, Víctor Armenta, hizo lo que pocos creyeron que haría: “fumigó” los órganos de poder logrando sacar de ellos a casi todos los familiares, amigos y cómplices de la administración de Ramsés Vargas.

Pero el Ministerio sabía que a pesar del esfuerzo, había que hacer más. Dar un mensaje contundente de transparencia, liderazgo que diera paso a la credibilidad. El nombramiento de la doctora Claudia Da Cunha –hija del ídolo del Atlético Junior Othon Alberto Da Cunha—como rectora de la Uniautónoma es un acierto indiscutible del Ministerio de Educación en cabeza de Yaneth Giha. Es una muestra que, además, en nuestra región Caribe sí existen los profesionales con las charreteras necesarias para tomar las riendas de tan nada fácil empresa: hacerse cargo de una institución de educación superior en medio de su peor crisis económica y administrativa desde su fundación, es un reto que solo pueden asumir los valientes.

Basta con revisar la hoja de vida de la nueva rectora para entender por qué está capacitada para el cargo. Es Ingeniera Industrial con doctorado en gestión de empresas y con más de 20 años de experiencia en cargos directivos, especialmente en el sector privado. Conocedora de cómo hacer empresas eficientes; emprendedora y con un alto nivel de preparación en estructura universitaria y calidad de la educación superior, dejan sin piso los rumores que hablaban de que, su nombramiento, venía designado desde alguna casa política. “Tengo más de 20 años de experiencia y menos del 3% de ese tiempo lo he dedicado al sector público. Con eso quiero decir que no pertenezco ni soy ficha de partido político alguno”, respondió la rectora ante la pregunta de un periodista en la primera rueda de prensa que concedió.

“Los problemas de la Uniautónoma son financieros y no académicos. Los procesos académicos y la educación que ofrece esta Universidad hacen que la institución sea viable”, fue el mensaje de tranquilidad y esperanza que envió a los padres de familia para que sigan creyendo en la universidad.

A pesar de aisladas manifestaciones de rechazo que un grupo sindical trató sin fortuna de liderar ayer al interior de la Universidad, el respaldo de la comunidad universitaria por el nombramiento, fue masivo. La Asociación de Profesores emitió un comunicado, al igual que la Facultad de Ingeniería respaldando a Claudia Da Cunha en su gestión. Es imposible negarlo: nuevos vientos corren hoy por la Uniautónoma. Y son, esos mismos vientos, lo que nos recuerdan que después de la tempestad viene la calma. Una calma que será mayor cuando se concrete con la banca nacional -que se ha mostrado dispuesta a apoyar el renacer de la Autónoma del Caribe- el tema financiero. Esto sería la cereza del pastel ya que permitirá a la Universidad, en poco tiempo, estar al día con los salarios de sus empleados.

El camino es largo y nada fácil. Pero ya los primeros pasos para construir la Uniautónoma de todos, están dados. Es por eso que hoy, más que nunca, debemos apoyar a una institución que no es una simple Universidad. Es la Uniautónoma que en 50 años, y a pesar de la adversidad, se convirtió en un  patrimonio educativo de nuestra Región Caribe que demostrará que sí es posible encontrar una luz al final del túnel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LO MAS NUEVO

Un Alcalde, una ciudad

Por Anuar Saad ¿C uál es el secreto para regresar a un  puesto de mando y tener mejor rendimiento que cuando lo ejerció por p...